Si tuviésemos que hablar de un imprescindible de la Costa Blanca, sería muy difícil poder recomendar un lugar solo. Por eso, nunca está de más hacer una pequeña lista con 10 rincones imprescindibles que no pueden faltar en una escapada a un rincón como este.

Rincones que no pueden faltar en una escapada a la Costa Blanca

  • En la localidad de Calpe podemos encontrarnos con el Peñón de Ifach, una formación rocosa con una variada flora y fauna. Puede verse desde un gran número de puntos de la costa y tiene tanta riqueza natural que está catalogado como Parque Natural.
  • El Palmeral de Elche es otro imprescindible de la Costa Blanca. Se trata de un lugar que se ha convertido en uno de los iconos de Elche para el mundo, gracias a que lleva aquí más de 1.000 años.
  • El Castillo de Denia es otro de los lugares más recomendables para visitar. Desde aquí se pueden tener las mejores vistas de la Bahía y de la ciudad. No olvides tu cámara de fotos.
  • Si hablamos de naturaleza, no podemos olvidarnos del Parque Natural Montgó. Un rincón de visita obligada para todos los amantes de la flora y fauna. Es ideal para visitar con la familia, pareja, amigos o incluso en solitario.
  • Terra Mítica es un parque temático donde se podrán conocer muchas de las civilizaciones que poblaron el Mediterráneo.
  • El Castillo de Guadalest está en la población que tiene el mismo nombre. Sus orígenes se remontan al siglo XI.
  • Las calles del casco antiguo de Altea son una interesante alternativa para visitar que nos transportará a otra época en el tiempo.
  • La isla de Tabarca, , es imprescindible en cualquier momento del año, sobre todo en verano. Está declarada como Reserva Marina Protegida y aunque no es muy grande, tiene mucho que ofrecer a todo el mundo.
  • Según se dice, el pantano de Tibi es uno de los rincones más bonitos de la provincia de Alicante. Fue construido con la finalidad de almacenar las aguas de un río que nace en la Sierra de Onil.
  • El barrio de Santa Cruz (Alicante). Es otro casco urbano que nos transportará al pasado gracias a un paseo por sus callejuelas estrechas flanqueadas de casas antiguas y decoradas con plantas.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies