Si deseas visitar Tabarca,  debes saber que es un destino muy recomendable en cualquier momento del año, es como hacer un viaje en el tiempo que nos atrapa por su historia. Sus costas fueron refugio de muchos piratas berberiscos, que eran los piratas musulmanes que se solían mover por la zona del norte de África y que tenían como objetivo atacar los barcos cristianos.

Visitar Tabarca, un destino histórico

Al no ser un lugar demasiado grande y carente de defensas, muchos piratas saquearon Tabarca e incluso llegaron a usar la isla como refugio, dejando un legado histórico que aún pervive en la actualidad.

La isla vivió momentos de asedio por parte de los piratas, lo que hizo que el rey Carlos III ordenase fortificarla allá por el siglo XVIII. En sus orígenes fue poblada por diferentes familias de pescadores de Génova que en su momento estuvieron cautivos en la isla tunecina de Tabarqah. Fue por estos primeros pobladores y por su situación en su momento por lo que la isla tiene el nombre con el que cuenta hoy en día.

En este destino podremos ver algunos restos de las impresionantes murallas que flanquean su núcleo urbano, algunas de ellas con un estupendo estado de conservación. De hecho, han sido declaradas como Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, lo que deja patente el interés que puede tener visitar esta isla.

El acceso de las murallas se lleva a cabo a través de tres grandes puertas, la de San Rafael (al lado de Levante), la puerta de San Miguel (con vistas a la ciudad de Alicante) y la de San Gabriel (que mira hacia Poniente).

Visitar este destino nos permitirá conocer gran parte de su historia dado que no es un lugar demasiado grande, pero lo suficiente como para conocerlo bien en unos días. ¿Aún no conoces Tabarca?

También te puede interesar

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies