Cuando llega un momento tan especial como es San Valentín, muchas parejas buscan un destino diferente, que les permita disfrutar de ellos mismos de una manera diferente. Pasar un San Valentín en Tabarca puede ser una estupenda opción para cualquier pareja, dado que es un destino muy tranquilo y que aunque sea pequeño, tiene mucho que ofrecer a todo el mundo.

Disfruta de San Valentín en Tabarca

La isla no es muy grande pero tiene rincones muy especiales para conocer. ¿Te imaginas disfrutar de una puesta de sol con tu pareja? Aquí podrás hacerlo, aunque en febrero, habrá que llevar algo de ropa de abrigo.

Además de pasear y poder conocer los diferentes rincones de esta isla, también tendremos tiempo para conocer su historia en el Museo Nueva Tabarca. Es un interesante lugar para conocer más sobre el desarrollo e historia de este destino, conocer algunos utensilios tradicionales de Tabarca, etc.

Estando en este destino no hay que olvidar la deliciosa propuesta gastronómica que ofrece Alicante. El plato de esta isla es el caldero tabarquino, un delicioso plato elaborado con un pescado llamado gallina y ñoras. Sin duda, una experiencia gastronómica de lo más delicioso.

Si os gusta sacar fotografías, no debéis olvidaros de llevar la cámara de fotos porque este es un estupendo lugar. Cuenta con una luz muy buena para sacar mil y un fotografías de gran calidad. Podrás documentar todo lo que puede ofrecerte Tabarca en una escapada con tu pareja.

Hay varias opciones de alojamiento, todas ellas de calidad, por lo que seguramente no tendréis problema en encontrar una buena habitación para pasar el fin de semana de la semana de San Valentín.
Unos días en un entorno idílico, máxima tranquilidad, una deliciosa gastronomía, alojamientos de calidad y la oportunidad de disfrutarlo con tu pareja. ¿Se puede pedir más?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies