Si tienes pensado viajar en primavera, visitar Tabarca puede ser una excelente idea porque es un destino que tiene mucho que ofrecer a todo el mundo en esta temporada, sobre todo porque aunque hay una buena climatología y no hay tanta afluencia de turistas como hay durante la temporada de verano.

Por qué visitar Tabarca

Tabarca es un formidable paraíso marino, algo que ha sido reconocido desde el año 1986, momento en el que se declaró como primera reserva marina del país. Es una zona que tiene aguas cristalinas y una gran biodiversidad submarina, haciendo las delicias de los amantes del submarinismo.

De su costa, cabe destacar que está formada por pequeños acantilados de pocos metros de altura, varias playas de cantos rodados y una única playa de arena que puede presumir de contar con aguas transparentes y de gran calidad.

En su costa hay una cueva que tiene su propia leyenda. En el siglo XIX llegaron a refugiarse dos lobos marinos para poder tener a su cría. Los isleños consideraron a estos animales como una amenaza porque acabarían rompiendo sus redes de pesca y se comerían el pescado que habían atrapado en ellas. Por ello, tomaron la decisión de darles caza.

Una noche de luna llena entraron en la cueva y atraparon a la pareja. La hembra parió antes de tiempo y la cría nació muerta. La madre murió y el padre estuvo lanzando aullidos de dolor durante varios días. Hoy en día se dice que todavía se pueden escuchar en la cueva.

Otra de las razones por las que visitar este destino es por la paz que se respira paseando por sus calles adoquinadas, únicamente tiene tres y que todas llevan a diferentes partes de la costa. En esta zona se puede disfrutar de puestas de sol verdaderamente espectaculares, por lo que no hay que olvidarse de llevar la cámara de fotos, porque serán momentos que querrás recordar durante mucho tiempo.

También te puede interesar

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies