Alicante es uno de los destinos más visitados de la Costa Blanca, un lugar que cuenta con todo lo que cualquier persona pudiera necesitar para sus vacaciones. Viajar y comer en Tabarca es una de las muchas actividades que se pueden hacer durante un día en este destino.

Tabarca, un destino de visita obligada

Tabarca es una isla que se encuentra frente a la costa de Alicante y es uno de los rincones más conocidos. Esta isla es visitada por miles de personas durante todo el año, sobre todo durante los días de verano. El buen clima que siempre hay en Alicante, nos permitirá disfrutar de un día de sol en verano y de todo lo que la isla de Tabarca puede ofrecer a todo el mundo.

Aunque Tabarca no es una isla demasiado grande, cuenta con un gran número de lugares para visitar en cualquier momento del verano. Una de las mejores opciones para visitar este lugar es adquirir los packs de viaje + comida y el viaje desde Santa Pola hasta Tabarca. De esta forma se pagará menos dinero que si se adquieren los servicios por partes separadas.

Una formidable idea para pasar un día de verano es adquirir un pack de viaje para cada miembro de la familia, levantarse temprano, ir en el taxi marítimo hasta Tabarca desde Santa Pola y pasar el día en la isla.

Se podrá pasar un día completamente diferentes acompañados de la familia o los amigos. Visitando la zona del faro, las puertas de la muralla e incluso ver este destino desde un punto de vista diferente, haciendo snorkel o submarinismo en el increíble fondo marino de la isla.

Disfrutar de la gastronomía alicantina, con platos como el caldero tabarquino es otra de las cosas que no hay que dejar de hacer en esta isla. Una visita como esta siempre deja un buen sabor de boca.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies