Cuando hablamos de una isla como es Tabarca, no podemos olvidarnos de la variedad de playas y calas con las que cuenta. La playa de Tabarca, también conocida como Platja de l’Illa, se encuentra al sur del istmo que separa el núcleo urbano, en el Oeste, de la zona del campo, en el Este. Se puede decir que es la playa más frecuentada de la isla, sobre todo porque está muy cerca del pueblo. Además, cuenta con restaurantes cercanos, donde poder disfrutar de lo mejor de la gastronomía de Tabarca.

Otros lugares de visita obligada

Además de la playa de Tabarca podemos encontrarnos con pequeñas calas, como la Cala dels Birros y la Guardia o la Cova del Llop Marí. Están consideradas como dos de las calas más interesantes para visitar en la isla, gracias a su belleza paisajística.

Estas calas cuentan con aguas cristalinas, lo que permite explorar su fondo marino haciendo submarinismo o snorkel y disfrutar de una forma diferente de conocer un destino tan impresionante como este. Son un rincón histórico porque en la antigüedad, fueron utilizadas para resguardar a los barcos cuando había mucho viento y grandes olas en el mar.

Otra playa que no hay que dejar de visitar es la playa grande, conocida como Platja Gran. Se encuentra en la zona sureste de la isla y en ella podemos admirar una curiosa muestra de ofitas de color verde. Se trata de rocas de origen volcánico que se remontan a la época del Plioceno.

No importa la playa que hayas elegido para disfrutar de tu verano en Tabarca, todas ellas cuentan con características especiales, pero son bastante tranquilas e ideales para visitar en cualquier momento del año. Coge la toalla, unas gafas de sol, la crema protectora y prepárate a disfrutar de las playas de esta isla paradisíaca del Mediterráneo.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies