Pasar un día en Tabarca es una de las mejores opciones del litoral alicantino, pero las noches tabarquinas tienen un encanto especial y también son posibles.

Desde TABARBUS os animamos a disfrutar de la isla en ambiente nocturno. La oferta hotelera no es grande, por las dimensiones en sí de la isla, pero hay suficientes recintos de hospedaje para pasar una noche inolvidable.

Recuerda que en período estival hay que ser previsor, y aconsejamos que la reserva se haga con suficiente antelación.

VENTAJAS DE LA NOCHE TABARQUINA

  • Se acaban las aglomeraciones. Sin duda, ésta es la gran ventaja de la Tabarca nocturna. En temporada alta, entre 8000-10000 personas al día visitan la isla y encontrar Tabarca sin esta aglomeración de turistas “no tiene precio”.
  • Conocer la Tabarca tradicional. La isla recobra por la noche su ambiente de isla paradisiaca y mediterránea. La contaminación acústica del día termina, y los paseos nocturnos por la isla se convierten en experiencias únicas en el litoral mediterráneo.
  • Disfrutar de un amanecer de ensueño. Dormir en Tabarca implica disfrutar de un amanecer en medio de mar. La salida del astro rey da a la isla un colorido y una magia que es imposible vivir en la península.
  • El clima nos lleva a otra estación del año. La temperatura en la isla por la noche es totalmente distinta al día. Las largas jornadas del día, alcanzando en ocasiones los 40 grados, dan paso a unas noches “frescas”.
  • Disfrutar de su gastronomía nocturna. Siendo el caldero su plato emblemático, en las noches tabarquinas encontrarás  una oferta de pescado fresco realmente interesante. Las cenas en las terrazas de la isla sin aglomeración de turistas, convierten estas veladas en recuerdos para toda la vida.

Desde TABARBUS, os animamos a conocer la isla en ambiente nocturno. No os dejará indiferentes.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies