Tabarca es una pequeña isla del Mediterráneo situada frente al puerto de Santa Pola,  a poco más de veinte kilómetros de Alicante. Se trata de la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y sus aguas están consideradas Reserva Marina del Mediterráneo por su excelente calidad y por su biodiversidad de flora y fauna. 

La reserva marina de Tabarca es la más antigua de España. Según los últimos estudios, sus fondos marinos podrían albergar la mitad de las especies de flora y fauna que habitan en el Mediterráneo. Aunque, hasta el momento, se han clasificado más de 4.000 especies en las 1.400 hectáreas submarinas del archipiélago y sus alrededores. 

La flora de Tabarca

La especie protagonista de esta reserva marina es la posidonia oceánica. Esta planta es además la encargada de producir oxígeno y servir de alimento y refugio para muchas especies marinas. La posidonia es, en definitiva, la base del equilibrio de todo el ecosistema que vive en Tabarca. 

Dentro de la flora terrestre, destaca la presencia del espinar costero y tres especies de matorral: la esparraguera blanca, la bufera y el espino blanco. También tienen una numerosa presencia los líquenes, que se encuentran sobre todo bordeando el litoral en el sector norte de la isla. 

La fauna de Tabarca

La fauna terrestre presenta ciertas especies, tales como el eslizón ibérico. Aunque lo que abunda especialmente son las aves marinas. Aquí podemos encontrar especies como la gaviota de Audouin, el cormorán moñudo, el alcatraz común y el paiño común. 

En el medio marino podemos observar peces como el mero, el dot, el cherre, el gitano, el dentón, la dorada y el pargo. También pueden verse moluscos vermétidos, nacras, gorgonias, erizos de mar, estrellas de mar, cangrejos, caracolas y esponjas. Sin olvidar algunos ejemplares adultos de la tortuga boba.

¡Visita la flora y fauna con nosotros y reserva tu billete!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies