Tabarca es un destino impresionante, se mire por donde se mire, repleto de historia y de rincones por descubrir. La historia de Tabarca no se remonta a unos cuantos años nada más, sino que los restos más antiguos que se han encontrado se remontan al siglo III, aproximadamente al final del Imperio Romano.

Muestras de asentamientos a partir del siglo XIV

A pesar de ello, no se trataba de restos de alguna clase de asentamiento, sino que la isla fue usada como lugar de paso, posiblemente hacia o desde la Península Ibérica. El momento histórico en el que ya comienza a haber alguna clase de asentamiento es desde el siglo XIV.

Existen diferentes documentos de aquella época en las que se habla de alguna clase de sistema defensivo, para evitar que los piratas berberiscos se asentasen en la isla, la cual era utilizada para sus ataques en la zona de Alicante y de Elche. De hecho, era un lugar tan importante, que con la llegada del siglo XVII, el rey Felipe III había pensado en la construcción de una fortaleza, pero el plan fue desechado porque el precio era desorbitado para las arcas del Estado.

En los viajes a Tabarca se puede aprender mucha historia sobre este destino, el cual comenzó a colonizarse cerca del año 1770. Gracias a fray Juan de la Virgen se consiguió la redención de un grupo de aproximadamente setenta familias de procedencia genovesa y se instalaron en la isla y ayudaron en los trabajos auxiliares para la construcción de un fuerte y se les instaló la isla, proporcionándole el nombre de Nueva Tabarca.

No fue hasta finales del siglo XVIII cuando se comenzarían a construir las primeras viviendas así como infraestructuras militares además del fuerte. La zona fue creciendo rápidamente con la construcción de la casa del Gobernador, lavaderos, cisternas y una iglesia entre otras construcciones.

A pesar del futuro prometedor, desde principios del siglo XIX, la isla fue dejándose poco a poco. No contaba con destacamento militar, las tierras no eran fértiles y perdió el interés. Todo fue recuperándose a partir del siglo XX cuando la pesca hizo que lentamente se recuperase y con paso lento pero firme se fuese convirtiendo en lo que es hoy en día.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies