La isla de Tabarca es uno de los lugares más recomendables para visitar durante el verano, sobre todo por la gran cantidad de alicientes que ofrece para cualquier clase de viajero. Uno de esos alicientes son las playas de Tabarca, no tan grandes como las que se pueden encontrar en el resto del litoral de Levante, pero sí muy recomendables para visitar.

Playas de Tabarca, indispensables en verano

Tras haber tomado el barco a Tabarca y de conocer muchos de los alicientes que ofrece este destino, las playas son uno de los lugares de visita obligada. De hecho, la calidad del agua y su temperatura durante el verano invitan a darse un chapuzón y disfrutar de otra forma de conocer esta isla de la Comunidad Valenciana.

La isla de Tabarca cuenta con 1.400 hectáreas de Reserva Marina que la rodea, y salpicando toda su costa podemos encontrar un gran número de pequeñas calas y zonas rocosas donde poder relajarse, tomar el sol, darse un chapuzón, hacer snorkel o simplemente disfrutar de una bonita puesta de sol.

No debes olvidarte la toalla, las cremas de protección solar y las gafas y el tubo de buceo, porque cuando veas las playas con las que cuenta este destino no querrás hacer otra cosa, solo desconectar y disfrutar de los momentos tan agradables que pueden proporcionar.

Además de las muchas capas y espacios costeros, Tabarca cuenta con una playa principal. Esta no es muy grande, ya que cuenta con unos 200 metros aproximadamente y además de piedras también tiene arena. Dado su carácter de playa principal, es la que más afluencia de personas recibe, especialmente durante los meses de verano, así que ya sabes, si quieres tener un buen sitio en la playa principal, tendrás que madrugar para conseguirlo.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies